Horario de Misas

Diario: 10:30,20:00

Domingos y festivos: 10:00,11:30,12:30, 20:00

Atención Personalizada

En la iglesia o en la Casa de Piedra.

Acordar previamente la hora con nuestros párrocos:

D. Ángel Garcia 609962023

D. Jesús Cano 609943401

HISTORIA DE LA PARROQUIA DE SAN MILLÁN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

        Queridos amigos internautas:

Nos ponemos en contacto con vosotros con el propósito de dar a conocer más el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo. Para ello, encontraréis en la página de inicio diversos enlaces que facilitan este cometido.
Los temas serán diversos dependiendo de muchos aspectos y circunstancias: sociales, culturales, religiosos… Esperamos y deseamos que sean del gusto e interés de todos.

En la hoja parroquial "Juntos" podrás conocer todas las actividades de la parroquia de San Millán

pinchar aquí

 

TESTIMONIO DE UNA JOVEN HONDUREÑA

Voy a relatar brevemente mi vida antes y después de mi bautismo.
Mi vida antes del bautismo no fue fácil y  el no tener a Dios en mi vida me hizo vulnerable a la maldad de  este mundo. Tenía una vida vacía, atormentada, sin amor y sin esperanza;  no sabía  a dónde ir.
Muchas veces me preguntaba dónde estaba Dios, por qué permitía que me pasaran todas estas cosas. Le recordaba que soy buena y que hacía cosas buenas por los demás. ¿Por qué yo no podía recibir lo mismo? Con todo esto mi fe y creencia en Dios se fueron apagando poco a poco porque me sentí olvidada por Él. Una noche me senté en mi cama con una ansiedad que agobiaba  mi corazón y le pregunté en alta voz que dónde estaba, que por favor escuchara mis oraciones, que tuviera misericordia de mí, porque lo necesitaba en mi vida. Y Dios, al que yo de alguna manera le reprochaba su abandono, me respondió haciendo el milagro más hermoso de mi vida.
Debo decir que yo ya había tenido un encuentro muy especial con Él, solo que lo había olvidado o no podía verlo porque el pecado no me dejaba ver. Realmente, Él nunca me abandonó, fui yo quien se alejo de Él; siempre estuvo conmigo porque, de no ser así, no hubiera podido sobrevivir a esta vida llena de fracasos. Un día me demostró su amor: puso en mi vida a las dos personas que me conducirían al maravilloso encuentro personal con Él y con su Hijo Jesucristo vivo. Fue entonces cuando entendí su amor.
Qué maravilloso es que haya personas dispuestas a rescatarnos de ese mundo oscuro en el que se encuentran nuestras vidas sin Dios. Ese día entendí muchas cosas de su primer encuentro conmigo. Con la enseñanza de las catequesis recibí esperanza y una fe más profunda en Dios. El bautismo es el camino que me permitió tener el encuentro directo y personal con Dios y mi Salvador Jesucristo; es lo que siento en mi corazón.
El momento en que el obispo me dijo: “Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, fue para mí la emoción más hermosa que he experimentado en mi vida. Por un instante sentí que estaba Dios ahí, en presencia y  a mi lado, diciéndome: “Hija, estoy aquí y te he perdonado porque te amo”. Tuve que hacer un gran esfuerzo por no llorar de la emoción tan grande que en ese momento llenó mi alma.
El momento de recibir el Cuerpo y Sangre de Cristo es sin duda el más hermoso que he experimentado en mi vida: sentí, por primera vez, que mi vida tenía sentido, porque he resucitado con Cristo, me ha regalado la salvación y tengo una vida junto a Él.
Ahora me queda  seguir fortaleciendo mi fe cada día y creciendo en la comunidad cristiana.
DIGO CON COMPLETA FELICIDAD  QUE CRISTO VIVE Y YO VIVO CON ÉL. AMEN

Jadhira

 

EL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA ISLÁMICA

Negar que el Islam tiene un problema con la violencia desvía el diagnóstico y entorpece las soluciones, según expertos en diálogo religioso. Y es que puede que el Islam no sea una religión violenta, pero todos los terroristas que matan en nombre del Islam profesan esa religión.
El problema con el Corán es que puede utilizarse tanto para justificar la tolerancia como la intolerancia. Por eso las sociedades musulmanas se enfrentan al grave dilema de modernizar el islam o islamizar la modernidad. De momento, parece que van hacia la islamización. Recordemos los brutales asesinatos de cristianos, que confirman que es la religión más perseguida en el mundo, o los brutales atentados que sufrimos las sociedades occidentales, como el último de Manchester.
En este sentido, no debemos olvidar la diferencia abismal entre la concepción religiosa Cristiana y la Islámica, y esto hay que aceptarlo pese al relativismo buenista de nuestros días. La gran diferencia del Cristianismo respecto al Islamismo es que los cristianos se consideran hijos de Dios, el Padre celestial al que amar y quien nos ama con un amor infinito, mientras que el Islamismo es la religión del sometimiento a un único Dios omnipotente y se consideran siervos de Dios.  Es posible que a esto se deba la preferencia de algunos gobernantes por el Islam. Les interesa más un pueblo con alma de sometimiento que con conciencia de libertad y dignidad humana inviolable. Una doctrina que genere sumisión a la autoridad, nunca librepensamiento y libertad para vivir según la propia conciencia.
Tampoco podemos olvidar una de las grandes paradojas que se dan en el mundo  islámico: su insolidaridad a la hora de afrontar la actividad de los movimientos integristas que, a menudo, van contra el propio orden establecido en cada país como observamos cada día en Irak o Afganistán. La máxima aplicada en este sentido por los gobiernos musulmanes parece ser que cada cual se las arregle como pueda e, incluso, mirar para otro lado cuando son los países occidentales los que tienen que aliarse para dar la batalla al terrorismo islamista.
La consecuencia es que, hasta ahora, no se ha registrado iniciativa alguna para coordinar una lucha abierta, en toda regla, contra estas organizaciones que inspiran a los grupos más violentos y cuyas prédicas se graban y se distribuyen en cintas magnetofónicas o de difunden por Internet sin apenas restricciones.
Una de las consignas más repetidas en Occidente -sobre todo, tras un atentado terrorista de signo islamista- es la necesidad de tender lazos con el islam moderado. A juicio del filólogo árabe Raad Salam eso no es posible. “Es un concepto equivocado decir que hay un islam moderado. El islam es uno y la ley islámica está por encima del resto de religiones. La única verdad es que el islam es una gran amenaza para nuestra sociedad y nuestra civilización”. Para explicarlo, se remite al Corán: sura 2, versículo 191: “Matadles donde d éis con ellos y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: esa es la retribución de los infieles”.
No obstante, lo cierto es que la mayoría de los musulmanes considera las interpretaciones que justifican la violencia como deformaciones del Corán, limitadas a los grupos más intransigentes dentro de las corrientes islamistas. En este sentido, Francisco José Contreras, catedrático de Filosofía del Derecho, cree que lo ideal sería transmitir a los alumnos una versión del islam pacífica y compatible con la democracia. Un islam enseñado en las escuelas que pueda intentar contrarrestar al islam que los niños estarán quizás absorbiendo en Internet.
Se trata, por tanto, de difundir las enseñanzas del Corán real, al objeto de impedir toda interpretación del Libro Sagrado que genere violencia. A este respecto, los musulmanes aseguran que las clases de Religión en los colegios dificultarían la radicalización. Es decir, enseñar el islam para impedir el yihadismo. Los países del Magreb están adoptando esta llamativa estrategia destinada a combatir a los integristas islámicos con sus mismas armas: el Corán y la formación de imanes que prediquen la recta doctrina.
Es fundamental para vencer a este enemigo desacreditar la ideología que lo impulsa y mantiene.

EMILIO MONTERO HERRERO

 

En el mes de junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús, adoramos el Corazón de Cristo porque es el corazón del Verbo encarnado, del Hijo de Dios hecho hombre.
La imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos recuerda el núcleo central de nuestra fe: todo lo que Dios nos ama con su Corazón y todo lo que nosotros, por tanto, le debemos amar. Jesús tiene un Corazón que ama sin medida. Y tanto nos ama, que sufre cuando su inmenso amor no es correspondido. La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos especialmente en estos 30 días. Esto significa que debemos vivir este mes demostrándole a Jesús con nuestras obras que lo amamos, que correspondemos al gran amor que Él nos tiene y que nos ha demostrado entregándose a la muerte por nosotros, quedándose en la Eucaristía y enseñándonos el camino a la vida eterna. Debemos vivir recordándolo y pensar cada vez que actuamos: ¿Qué haría Jesús en esta situación, qué le dictaría su Corazón? Y eso es lo que debemos hacer (ante un problema en la familia, en el trabajo, en nuestra comunidad, con nuestras amistades, etc.).Debemos, por tanto, pensar si las obras o acciones que vamos a hacer nos alejan o acercan a Dios.


Jesús le prometió a Santa Margarita de Alacoque, que si una persona comulga los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, le concederá lo siguiente:
1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado (casado(a), soltero(a), viudo(a) o consagrado(a) a Dios). 2. Pondré paz en sus familias. 3. Los consolaré en todas las aflicciones. 4. Seré su refugio durante la vida y, sobre todo, a la hora de la muerte. 5. Bendeciré abundantemente sus empresas. 6. Los pecadores hallarán misericordia. 7. Los tibios se harán fervorosos. 8. Los fervorosos se elevarán rápidamente a gran perfección. 9. Bendeciré los lugares donde la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada. 10. Les daré la gracia de mover los corazones más endurecidos. 11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrado de Él. 12. La gracia de la penitencia final: es decir, no morirán en desgracia y sin haber recibido los Sacramentos.

 

Cada 29 de junio, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, apóstoles, recordamos a estos grandes testigos de Jesucristo y, a la vez, hacemos una solemne confesión de fe en la Iglesia una, santa, católica y apostólica. Ante todo es una fiesta de la catolicidad.
El día 29 de junio, solemnidad de San Pedro y San Pablo, celebramos el Día del Papa y la colecta llamada desde los primeros siglos Óbolo de San Pedro. En esta Jornada del Papa estamos invitados, de manera especial, a meditar en el ministerio del Sucesor de Pedro, el Papa Francisco, a orar por él y a contribuir con nuestras limosnas y donativos a su misión evangelizadora y de caridad. 


SOLIDARIDAD Y MEDIOS

ONG segoviana de Solidaridad Integral, fundamentada en el respeto a las personas a su dignidad y alos Derechos Humanos a través de los Medios de Comunicación Social. Visita su WEB: www.solidaridadymedios.org

 

 

PON "DE MODA" EL CRUCIFIJO


      
¡LLEVEMOS UNA CRUZ A TODAS PARTES!. 

¡SEAMOS VALIENTES!

                             

Historia de la Parroquia. Conócela pinchando en el link de las fotos inferiores de esta página de incio.

 

Nuestra página web es visitada por más de 19.000 personas al año.

 

OBRAS DE RESTAURACIÓN EN LA IGLESIA DE SAN MILLÁN

La parroquia de San Millán acaba de finalizar los trabajos de limpieza de paramentos y elementos ornamentales y la corrección de alteraciones de tipo estético en el ábside central de la iglesia de San Millán.Estos trabajos han sido realizados por el restaurador Carlos Sanz Merino. La obra ha sido sufragada totalmente por la parroquia

Por otra parte, próximamente se iniciará la última fase de arreglo de las cubiertas de la iglesia de  San Millán, comprometida por la JCyL  por un importe de 90.000 euros.

 

 

 

RESTAURACIÓN EN EL SANTO SEPULCRO

En solo diez meses, y sin que durante los trabajos se haya cerrado a los peregrinos el santo lugar, han finalizado las obras de restauración de la nueva cúpula y el ediculo que protegen la tumba de Jesucristo, que lucen resplandecientes en la basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén. Es la primera vez que se ejecutan obras de reforma integrales en el sepulcro, levantado hace más de dos siglos en el lugar donde la tradición señala que fue enterrado Jesús. Los trabajos han consistido en una limpieza pormenorizada de las láminas de mármol que cubrían el edículo y en reforzar su estabilidad para que garantice la protección de la cueva. Además, se ha abierto una ventana dentro del habitáculo que ahora permite a los visitantes ver la piedra original de la cueva que acogió el último lecho de Jesucristo en la tierra.

 

LEER MAS

Confesiones
Todos los días media hora antes de cada misa y siempre que se solicite a los sacerdotes.
Otros actos litúrgicos

Adoración Santísimo Jueves 19:00

Rezo Santo Rosario Todos los días 19:30

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Avda. Fernández Ladreda nº 26 40002 Segovia. Teléfono 921 463801