Horario de Misas

Diario: 10:30,20:00

Domingos y festivos: 10:00,11:30,12:30, 20:00

Atención Personalizada

En la iglesia o en la Casa de Piedra.

Acordar previamente la hora con nuestros párrocos:

D. Ángel Garcia 609962023

D. Jesús Cano 609943401

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

        Queridos amigos internautas:

Nos ponemos en contacto con vosotros con el propósito de dar a conocer más el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo. Para ello, encontraréis en la página de inicio diversos enlaces que facilitan este cometido.
Los temas serán diversos dependiendo de muchos aspectos y circunstancias: sociales, culturales, religiosos… Esperamos y deseamos que sean del gusto e interés de todos.

En la hoja parroquial "Juntos" podrás seguir todas las noticias mensuales y el programa de la visita de nuestro Obispo a la parroquia de San Millán.

 

¿QUÉ ES LA GRACIA DE DIOS?

Queridos amigos: gracia y paz.
No me resulta fácil expresar lo que tengo en el corazón acerca de esta palabra tan maravillosa que llamamos: GRACIA.
Para empezar, pongamos un ejemplo que nos ayude a captar algo de lo que quiero decir. El ejemplo es el siguiente. Cuando a alguien le ha tocado el gordo de la lotería decimos: “fulanito ha sido agraciado…”. Esta es la palabra que nos interesa:agraciado. Con esta palabra queremos expresar que la persona en cuestión ha sido favorecida, afortunada, porque lo que le ha tocado es completamente desproporcionado entre la cantidad jugada y el premio recibido. Ha sido una gracia.
Pues bien, al hablar de la gracia de Dios también podemos decir, siguiendo la comparación, que por el bautismo hemos sido agraciados por el mismo Dios. Es decir, en el bautismo hemos recibido toda la vida de Dios en nosotros. Sí, Dios mismo en nosotros. Es su propia vida la que nos pertenece, y nos pertenece, no porque seamos buenos o hayamos ganado con nuestros méritos su bendición, sino porque Dios es así, pura gratuidad amorosa contigo y conmigo. La gracia es el don gratuito que Dios, nuestro Padre, nos ha hecho al entregarnos a su propio Hijo.
El haber recibido esta gracia de Dios, supone, simultáneamente, recibir también su perdón, la reconciliación, su amor, su misericordia, el ser sus hijos, la salvación, la vida eterna…  Y todo esto porque Dios mismo ha querido que fuera así; es Él el que ha tomado la iniciativa, es Él que no nos ha elegido por pura gracia, sin pagar nada ni merecer nada. Es gracia gratuita.
Dicho de otra manera, Dios nos ama porque es puro amor para el hombre. Recordémoslo una vez más: Dios es amor y no puede ser otra cosa más que amor. Es Él el que nos capacita para amar como Él ama, esta es la gracia donada. En consecuencia, cuando hemos vivido esta gracia de Dios en nosotros, es cuando verdaderamente nos sentimos afortunados, favorecidos y agraciados por Jesucristo, que murió y resucitó por ti. Sí, queridos amigos, en esta vida y en la otra se nos ha dado todo de balde, no pagamos nada, ni siquiera hemos tenido que comprar el billete de lotería, todo es gratis.
Os tengo que decir, que el mejor premio que yo he recibido en mi vida es haber conocido a Jesucristo, y por ello, me siento eternamente agradecido a Él porque me ha concedido su gracia y yo quiero compartirla con vosotros. Para terminar, una frase que nos recordará muchas cosas agradables: “Dios te salve, María, llena eres de gracia..."
Un saludo cariñoso de este sacerdote, Jesús Cano.

 

ATRÉVETE A BUSCAR


Los que piensan que Dios no existe, realmente no tienen buenas razones para su incredulidad. Simplemente han aprendido a repetirse, “¡No hay buena evidencia para la existencia de Dios!"
Humildemente, les diría: No sé si eres budista, musulmán, cristiano, judío, si crees en los marcianos o eres miembro de la orden del jedi  o discípulo del maestro yoda, los de la Guerra de las Galaxias, o eres de los que piensas que la religión es un timo y más vale que no te la peguen con sus dogmas absurdos ni su moral reprimida, y por eso solo crees en aquello que ves y que puede ser demostrado por la ciencia, o quizás pasas de las cuestiones religiosas e intentas ser feliz sin agobiarte con preguntas difíciles de responder. En cualquier caso, de lo que estoy seguro es que en algún momento de tu vida, estando solo o con amigos, de día o de noche, sobrio o hasta arriba de pelotazos, te has preguntado: ¿existe Dios?
Todas las personas creen en algo, también las que no creen en Dios creen que Dios no existe. La existencia de Dios no se puede demostrar de un modo científico, pero tampoco se puede demostrar su inexistencia, porque a Dios no se le puede meter en un tubo de ensayo, ni para decir que ahí está, ni para decir que ahí no está. Por eso, en que se basan científicos prestigiosos y competentes para afirmar de forma tan categórica que Dios no existe, sin haberlo demostrado empíricamente. Hay otros científicos, en cambio, que no ven ningún tipo de contradicción entre sus investigaciones científicas y su creencia en Dios.
Tres revoluciones copernicanas  se dan, al menos, en la ciencia moderna. La primera, como es lógico, protagonizada por el propio Copérnico. La segunda, por Mendel y su descubrimiento de las leyes genéticas. Una tercera, por Georges Lemaître, cuando formula la teoría del Big Ben en 1927. ¿Te sorprende si te digo que los tres eran sacerdotes católicos?  Lo mismo se puede decir del director del genoma humano Francis Collins, que se declara científico y creyente. Estos científicos creyentes y otros muchos saben que la ciencia aunque puede acercar a Dios, no puede demostrar definitivamente la existencia o inexistencia de Dios. Te imaginas a un científico buscando a Dios con su microscopio. Y es que hay realidades que no podemos percibir con ninguno de nuestros cinco sentidos, ni podemos atraparlas para poder demostrar su existencia empíricamente, como por ejemplo Dios o el amor. Te imaginas a un chico enamorado haciendo una radiografía a su novia para verificar que ella está de verdad enamorada de él. Es algo absolutamente imposible.
Quizás te hayas preguntado si esto será siempre así, o si algún día la ciencia llegará a demostrar la existencia o inexistencia de Dios. Tiene su lógica la pregunta, porque el conocimiento humano no ha parado nunca de avanzar. De hecho puede que algún día descubramos si hay vida alienígena o la cura contra el cáncer. Sin embargo, lo que nunca podremos demostrar empíricamente es la existencia o inexistencia de Dios, porque la ciencia investiga las cosas que se pueden manipular con aparatos de medición.
El cristianismo no es contrario a las ciencias, es más anima incesantemente a seguir investigando y explorando todas las interacciones de la realidad más allá de las estrellas y de la última frontera de los tiempos. ¿Y sabes por qué?, porque la poca ciencia aleja de Dios, pero la mucha acerca verdaderamente a Dios. Un ejemplo, el Observatorio Astronómico del Vaticano, que es el que lleva más siglos funcionando.
La ciencia puede acercarnos a Dios, aunque nunca puede demostrar empíricamente su existencia. Pero, ¿es la ciencia la única manera de acercarse a Dios? La respuesta es, no. En el fondo último de ti y en las diferentes ocasiones de la vida puedes encontrarlo. Aléjate de cualquier ruido y atrévete a mirar en tu interior. En silencio, piensa por un minuto en la posibilidad de la existencia de Dios. Atrévete a buscar.

EMILIO MONTERO HERRERO

 

 

JUBILEO DE LA VIRGEN DE LA FUENCISLA

El 2016 es un año de gracia para la Iglesia Universal y para la Diócesis de Segovia por partida doble. al Año Jubilar de la Misericordia sumamos el Año Jubilar por el Primer Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Fuencisla, Patrona de Swgovia y su Tierra. Coronar canónicamente a una imagen de la Virgen es reconocer la relevancia de su devoción y los favores recibidos de ella. Será necesario mostrar la magnitud de nuestra devoción a la Virgen de la Fuencisla con la participación en las distintas actividades programadas para este centenario, sobre todo la novena. Pero no solo. También tenemos que hacer auténtica la devoción con nuestra vida y, en concreto, con la práctica de las Obrasde Misericordia.

Programa del Centenario (pinchar aqui)

 

 

PON "DE MODA" EL CRUCIFIJO


      
¡LLEVEMOS UNA CRUZ A TODAS PARTES!. 

¡SEAMOS VALIENTES!

 

"CUSTODIA EL CORAZÓN"

El libro que el Santo Padre regaló a los fieles en la plaza de San Pedro


Enlace al libro

  

Un insólito monumento heráldico: El Vía Crucis del Cerro de la Piedad de Segovia

 El cerro de la Piedad, inmediato a la ciudad, es uno de los más célebres y conocidos parajes de Segovia, y por su pintoresca situación ha merecido desde antiguo la atención de los cronistas y la visita de los paseantes.

Leer más

                            

Historia de la Parroquia. Conócela pinchando en el link de las fotos inferiores de esta página de incio.

Nuestra página web es visitada por más de 17.000 personas al año.

LEER MAS

 

 

¿QUÉ SIGNIFICA EL AÑO SANTO?

El Papa ha explicado que “celebrar un Jubileo de la Misericordia significa poner en el centro de nuestra vida personal y de nuestras comunidades el contenido esencial del Evangelio: Jesucristo. Él es la Misericordia hecha carne, que hace visible para nosotros el gran Amor de Dios”. Se trata pues -ha observado-- de una ocasión única para experimentar en nuestra vida el perdón de Dios, su presencia y cercanía, especialmente en los momentos de mayor necesidad. Además, ha añadido, “significa aprender que el perdón y la misericordia es lo que más desea Dios, y lo que más necesita el mundo, sobre todo en un momento como el actual en el que se perdona tan poco, en la sociedad, en las instituciones, en el trabajo y también en la familia”.

Libro de la Misericordia (pinchar aqui)


EN CLAVE DE ALEGRÍA Y MISERICORDIA


Con el nuevo curso llegan también las nuevas programaciones. La diócesis ha elaborado su nuevo plan diocesano de pastoral para los próximos tres años. Ha sido fruto de los organismos de comunión y corresponsabilidad que son el Consejo Diocesano de Pastoral y el Consejo Presbiterial, que a su vez han recogido las propuestas de los distintos arciprestazgos.
El objetivo general es: Renovar la praxis desde la alegría del Evangelio y la misericordia, principalmente en los campos del laicado, de la infancia y juventud y de la familia, mediante el testimonio de una iglesia misionera cercana a los pobres y a los indiferentes.

Pedro Raúl Anaya, Vicario de Pastoral

 
LA VOZ DE NUESTRO OBISPO

La Iglesia es una gran familia, la de los hijos de Dios, que se enriquece con cada uno de nosotros, con su historia personal y sus experiencias. Cada uno de nosotros ha recibido de Dios dones, talentos, carismas para el bien común, como enseña San Pablo. Esta es la riqueza de la Iglesia: Tenemos una fe, un bautismo, un Dios Padre que lo gobierna todo y lo invade todo con su amor manifestado en Cristo. Pero esta unidad no anula la personalidad de cada uno que contribuye dándose ala Iglesia y a los demás.

 

LEER MAS

Confesiones
Todos los días media hora antes de cada misa y siempre que se solicite a los sacerdotes.
Otros actos litúrgicos

Adoración Santísimo Jueves 19:00

Rezo Santo Rosario Todos los días 19:30

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Avda. Fernández Ladreda nº 26 40002 Segovia. Teléfono 921 463801