Horario de Misas

Diario: 10:30,20:00

Domingos y festivos: 10:00,11:30,12:30, 20:00

Atención Personalizada

En la iglesia o en la Casa de Piedra.

Acordar previamente la hora con nuestros párrocos:

Jesús Cano 609943401

Aimée Kukuluka 631165327

 

HISTORIA DE LA PARROQUIA DE SAN MILLÁN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   Queridos amigos internautas:

Nos ponemos en contacto con vosotros con el propósito de dar a conocer más el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo. Para ello, encontraréis en la página de inicio diversos enlaces que facilitan este cometido.
Los temas serán diversos dependiendo de muchos aspectos y circunstancias: sociales, culturales, religiosos… Esperamos y deseamos que sean del gusto e interés de todos.

Avda. Fernández Ladreda nº 26 40002 Segovia

 

ACOMPAÑAMIENTO Y ATENCIÓN PERSONALIZADA:

 DIOS ES AMOR Y PAZ

ACORDAR PREVIAMENTE LA HORA PARA EVITAR ESPERAS.

SACERDOTE:

D. Jesús Cano Arranz: 609 943 401

 

En la hoja parroquial "Juntos" podrás conocer todas las actividades de la parroquia.

PICHAR EN IMAGEN

 

Al final de la página encontrarás la agenda diocesana semanal

 

MEDITACIÓN DIARIA

En este enlace encontrarás  la meditación  diaria de la página "Hablar con Dios", que te puede servir para hacer esos 10 ó 15 minutos diarios de oración, tan aconsejables.

http://www.hablarcondios.org/meditaciondiaria.asp

 

Te sugiero esta oración introductoria y final.

ORACIÓN INTRODUCTORIA
 Señor mío y Dios mío, creo firmemente que estás aquí, que me ves que me oyes Te adoro con profunda reverencia, te pido perdón por mis pecados y gracia para hacer con fruto este rato de oración.Madre mía Inmaculada, S. José mi padre  y señor, ángel de mi guarda interceded por mí.

 ORACIÓN FINAL
 Te doy gracias Dios mío por todos los buenos propósitos, afectos e inspiraciones que me has comunicado en esta meditación. Te pido ayuda para ponerlos por obra. Madre mía Inmaculada, S. José mi padre y señor, ángel de mi guarda interceded por mí.

 

POEMAS PARA EL ALMA

Un poema para cada semana

VISITACIÓN DE LA VIRGEN

El encuentro de dos primas
en un remoto lugar,
nos trasciende y nos anima
a dar gracias sin cesar;
da el primer paso María,
dispuesta siempre a ayudar,
y deprisa se encamina
a donde Isabel está.

El Espíritu ilumina
a las dos y hace saltar
a Juan; e Isabel bendiga
a Quien la va a visitar.

Con el canto del Magníficat
pasa a la posteridad,
la acción de gracias más ínclita
que nadie supo expresar.

 

José García Velázquez

 

LA SEÑAL DEL AMOR

En el evangelio de este domingo Jesús anuncia que le queda poco tiempo de estar con los suyos. Su partida al Padre en la Ascensión es inminente. Sus palabras hablan de la gloria que recibirá del Padre, que es una clara referencia a la resurrección, aunque también la gloria —por paradójico que parezca— se refiere a la cruz. ¿En qué sentido? En la cruz, cuando Cristo sea levantado sobre el madero de la ignominia, revelará el amor que tiene a los hombres dando la vida por ellos. Cuando hablamos de la cruz gloriosa de Cristo confesamos que en ella el amor ha sido enaltecido al grado más alto: no hay amor más grande que el de dar la vida por los demás. Esa es la gloria de Cristo y también la del hombre. Lo entendemos bien cuando alguien ofrece su vida para salvar a otro. Un gesto así vale por sí mismo; no necesita comentarios. Por amar así, y porque el Hijo de Dios no podía quedar sometido al poder de la muerte, Dios lo ha glorificado resucitándolo de entre los muertos.

A la luz de esta verdad entendemos que, al despedirse, Jesús deje a sus discípulos el mandamiento del amor. Es un mandamiento nuevo, no porque antes de Cristo no se conociera la supremacía del amor, piedra angular de la moral judía. Es nuevo, porque Cristo encarna una forma de amar radicalmente nueva. O si queremos decirlo de otra manera: Cristo revela en su plenitud y grandeza qué significa amar. Por eso, no dice que nos amemos como lo hacía los justos del Antiguo Testamento, sino como él mismo nos ha amado. La señal por la que se conocerá que somos cristianos es amarnos como él mismo no ha amado. Esta es la novedad absoluta que interpreta la Ley y los Profetas. Sólo este amor —dice un teólogo actual— «será la demostración de todas las doctrinas, de todos los dogmas y de todas las normas morales de la Iglesia de Cristo».

Si lo pensamos bien, la norma para el cristiano no es una ley escrita, es la persona misma de Cristo que se convierte, por su resurrección, en la referencia indispensable para todo cristiano. Cuanto hace, dice y enseña es el camino que conduce a la perfección moral y al testimonio convincente de la fe cristiana. Sobra todo discurso cuando se ama de verdad. El amor se justifica a sí mismo y tiene la virtualidad de tocar al hombre en su fibra más íntima. El mejor elogio que se hace de las primeras comunidades cristianas se resume en estas palabras: «¡Mirad cómo se aman!».

Al dejarnos este mandamiento nuevo, Jesús ha simplificado mucho las cosas, porque todo cristiano puede fijar su mirada en él y descubrir en cada circunstancia de su vida cómo debe amar. No hay dificultad, por grande que sea, que se resista a ser iluminada por el ejemplo de Cristo. De ahí que los santos han hecho de la imitación de Cristo el camino seguro de la vida cristiana. Quien imita a Cristo no se equivoca nunca, porque es el Maestro que nos invita a hacer lo que él ha hecho. Cristo siempre va por delante en nuestro camino de fe y siempre ilumina nuestras oscuridades. Basta contemplarle con ojos de fe, la fe que ha encendido en nosotros la resurrección, para acertar en el camino.

Se cuenta de san Buenaventura que le preguntaron en cierta ocasión en qué libros se inspiraba para componer sus sermones y tratados espirituales. Él condujo a la persona que le interrogaba al interior de su habitación y le mostró un crucifijo ante el cual hacía su oración y le dijo: he aquí mi biblioteca. El Crucificado y Resucitado es el libro abierto para entender la existencia cristiana. Gracias a que el Hijo de Dios ha tomado nuestra carne comprendemos, con la simplicidad de una mirada, qué significa vivir, morir y amar como Cristo. Es la novedad absoluta.

 

+ César Franco
Obispo de Segovia

 

¿QUÉ ES EL AMOR?

Nosotros los cristianos sabemos lo que nos explicó nuestro Señor y supremo Pastor, Jesucristo, en diversas ocasiones. Pero sobre todo nos lo dejó en un testamento de obras, que culminó dando la vida por nosotros en la Cruz. Y a eso debemos tender, en cada una de nuestras acciones: “Os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho, también vosotros lo hagáis” (Jn 13,15). Nos habló de amor, pero de manera inefable nos llamó al Amor, el que viene de Dios, ¡y Dios mismo! Y no solo a nosotros los hombres, sino a la Creación entera: “El cielo canta la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos” (Sal 18/19,2).

Tenemos, pues, para empezar nuestro esbozo del amor, que el amor es amar después de ser amados, tomando como ejemplo el primero. El primero en amarnos es Dios mismo, quien toma la iniciativa, desde el propio acto de crearnos. En virtud de ese encuentro, somos impelidos a evangelizar y necesitamos hacerlo para ser auténticos cristianos. Es la misión. “Como el Padre me envió, también yo os envío” (Jn 20,21). Ese enviar lo explicitó el Papa el Domingo de Misericordia de este 2019: “La resurrección de Jesús es el comienzo de un nuevo dinamismo de amor, capaz de transformar el mundo con el poder del Espíritu Santo”. “Nos lo confía a cada uno de nosotros (...), de acuerdo con la propia vocación”. Lo dice Jesús de otra manera, que podemos resumir como su regla de oro, todo un eslogan contracultural en nuestra sociedad del bienestar: “Amad a los demás como queréis que os amen” (Lc 6,31). “Amad a vuestros enemigos” (Lc 6,35).

 

¿LA SANTIDAD ES INALCANZABLE?

La santidad es una experiencia tan espiritual como humana. Existe en el pensamiento de muchas personas que la santidad es inalcanzable puesto que es para gente especial y muy selectiva. “Todos los cristianos, de cualquier clase o condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección del amor” (Lumen Gentium 40). La semilla de la santidad comienza el día que fuimos bautizados y, si la regamos bien, irá creciendo con el pasar del tiempo. La síntesis la encuentras en los Diez Mandamientos. Si  los vives llegarás a la meta del viaje.

La santidad no se consigue con el voluntarismo o con cerrar los puños como quien deseara conquistarla con la propia fuerza. Es importante que haya una disposición o preparación para acoger la gracia que, para ser santos, se requiere. La gracia divina es necesaria para suscitar y sostener nuestra apertura a la justificación mediante la fe y a la santificación mediante la caridad.
Hay una gracia especial que se denomina la gracia santificante y esta tiene su fuente en Dios. “Cuando el corazón ama a Dios y al prójimo (cf. Mt, 22-40), cuando esa es su intención verdadera y no palabras vacías, entonces ese corazón es puro y puede ver a Dios. Mantener el corazón limpio de todo lo que mancha el amor, esto es santidad (Papa Francisco, Gaudete et exsultate, n.86).

La santidad tiene como cualidad la percepción humilde de ver a Dios en todos los acontecimientos que van sucediéndose en la vida. Esta visión es tan patente que se puede reflejar en la cara de un enfermo, en el amor un padre y una madre con sus hijos, en el rostro de un misionero que muestra la sonrisa y ayuda a los más pobres, en un docente que escucha a sus alumnos con paz y alegría, en un político que se preocupa de las necesidades mediatas e inmediatas del pueblo… Sólo quien ama ve a Dios y lo transmite con sus gestos, palabras y acciones.

La santidad se alcanza si ponemos los medios. Cualquier realidad humana posible se consigue cuando hay interés y ganas. No se consigue si no se lucha.

 

COSAS DE LA MISA QUE TE VAN A MARAVILLAR

Somos muchos los católicos que vamos a Misa. Muchos se quejan de que no la entienden plenamente. Muchos dicen aburrirse. Muchos nos distraemos. Muchos  buscamos a tal o cual cura porque nos gusta como habla y así ponemos equivocadamente la homilía como centro de la Misa. Y para muchos, expresiones como “La Misa es el Cielo en la Tierra”, popularizada por el libro de Scott Hahn, nos resultan ajenas e incomprensibles.

Éstas son algunas verdades que pueden ayudar a cambiar esas percepciones
La Pasión de Jesucristo fue el sacrificio del inocente que se ofrece voluntariamente para salvar a quienes no lo fueron, a quienes  no lo somos y a quienes no lo serán. La Vida, la Bondad, la Pureza y la Inocencia fueron entregadas al verdugo para salvar a la Humanidad. La imagen del cordero llevado al altar del sacrificio, tan repetida en el Antiguo y Nuevo Testamento (en el Apocalipsis de manera especial) lo expresa perfectamente  “Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca” (Isaías 53, 7).
“La Misa es el sacrificio de Cristo que se ofreció a si mismo una vez y para siempre en la Cruz.” No es otro sacrificio, no es una repetición. Es el mismo sacrificio de Jesús que se hace presente. Es una renovación incruenta del Calvario, es decir, una renovación sin repetirse el sufrimiento que padeció Jesucristo en su Pasión. Pero Jesús se vuelve a sacrificar con el fin de volver a redimir a la Humanidad. Así, en cada Misa, Cristo es Redentor y la Humanidad es redimida.

Cuando asistimos a Misa, acompañamos a Jesús en su Pasión. Sabemos que fue abandonado por casi todos y Él nos invita a estar a los pies de la Cruz, junto a su Madre y Juan. Más aun, nos invita a ofrecernos con Él a Dios Padre justo antes de rezar el Padrenuestro. “Por Cristo, con Él y en Él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos.” ¿Qué padre negaría algo a un hijo que le ofrece y entrega  su vida? ¿Qué Padre no se conmovería al ver a sus hijos acompañar en su Pasión a su Hijo predilecto? A los pies de la Cruz, acompañando a Jesús, Dios nos mira fijamente, atentamente, con un Amor Infinito. No es fácil imaginar un momento mejor para abrirle nuestro corazón.
No somos meros asistentes en la Misa, sino que somos hijos que escuchamos (la Palabra de Dios), acompañamos (a Jesús en su Pasión), nos ofrecemos (junto a Jesús) y pedimos (a nuestro Padre).
Y quizá ahora podamos comprender mejor a los santos cuando describían la Eucaristía.

San Agustín: "La eucaristía es un banquete en el que comemos con Cristo, comemos a Cristo, y somos comidos por Cristo".

San Francisco de Asís: “El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote".

San Alfonso de Ligorio: "El mismo Dios no puede hacer una acción más sagrada y más grande que la celebración de una Santa Misa".
San Juan María Vianney (Santo Cura de Ars): “Si conociéramos el valor de la Santa Misa nos moriríamos de alegría”.

Gonzalo de Alvear

 

SÁBANA SANTA: LOS DATOS INOCULTABLES

https://youtu.be/D-OXPYGzHqs

 

EL PADRENUESTRO EN ARAMEO, LA LENGUA DE CRISTO

Iglesia del Pater Noster (Jerusalén)

Abwoon d`bwashmaya, nethqadash shmakh. Teytey malkuthakh.
Nehwey tzevyanach, aykanna d`bwashmaya aph b`arha. Hawvlan
Lachma d`sunqanan yaomana. Washboqlan khaubayn aykaona daph
Khnan shbwoqan l`khayyabayn. Wela tahlan l`nesyuna: ela patzan min
Bisha, Amén

 

¿LA CIENCIA ALEJA DE DIOS? (pinchar video)

 

SOLIDARIDAD Y MEDIOS

ONG segoviana de Solidaridad Integral, fundamentada en el respeto a las personas a su dignidad y alos Derechos Humanos a través de los Medios de Comunicación Social. Visita su WEB: www.solidaridadymedios.org

 

 

PON "DE MODA" EL CRUCIFIJO


      
¡LLEVEMOS UNA CRUZ A TODAS PARTES!. 

¡SEAMOS VALIENTES!

                             

AGENDA DIOCESANA: DEL 19 AL 26 DE MAYO

«Para que a través del compromiso de sus miembros, la Iglesia en África sea un fermento de unidad entre los pueblos, un signo de esperanza para este continente».
 (Intención del Papa mes de mayo 2019. Red Mundial de oración)

El miércoles 22 de mayo. Los profesores de religión se reúnen para la clausura del curso de formación permanente. A las seis de la tarde en el Obispado.

El sábado 25 de mayo. Rosario de la aurora por la pradera del Santuario de la Fuencisla. A las ocho de la mañana.

También el sábado 25, CONFER se reúne para celebrar la pascua. A las seis de la tarde en las Hermanitas de los Pobres.

El sábado 25 mayo. Pastoral de la salud celebrará la Pascua del enfermo en la parroquia del Cristo a las ocho de la tarde.

 

Historia de la Parroquia. Conócela pinchando en el link de las fotos inferiores de esta página de incio.

 

Nuestra página web es visitada por más de 27.000 personas al año.

 

 

 

 LA JMJ DE 2022 SERÁ EN LISBOA

El Patriarca de Lisboa, el cardenal Manuel Clemente, afirmó que la Virgen de Fátima tendrá “un papel fuertísimo” en la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizará en Lisboa en el año 2022

 

EL CERRO DE LOS ÁNGELES TENDRÁ UN AÑO JUBILAR

El Cerro de los Ángeles tendrá un Año Jubilar por el centenario de la consagración al Sagrado Corazón de Jesús. Alegría, peregrinación y reconciliación son las tres palabras eje del año jubilar diocesano con motivo del primer centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, una celebración que se inició el pasado 2 de diciembre, primer domingo de adviento, y finalizará el 24 de noviembre de 2019, festividad de Cristo Rey.

 

CANTO GREGORIANO


Si te llama la atención asistir a un misa de canto gregoriano, lo puedes hacer en la iglesia del Monasterio del Parral. Todos los domingos y festivos del año tienes la misa a las 12 horas, y viene a durar unos 75 minutos en verano, y unos 50 minutos en el resto del año.

 

LA BIBLIA OFICIAL DE LOS OBISPOS ESPAÑOLES

La Conferencia Episcopal Española (CEE) renueva su aplicación para dispositivos móviles (teléfonos y tablets) como un cauce más de comunicación con las personas e instituciones.
La aplicación, ya disponible en las tiendas digitales de Apple Store para iOs y Google Play para Android, es gratuita.

 

AÑO JUBILAR LOURDES 2019

El próximo año 2019 será especial en el santuario de Lourdes. Será Año Jubilar al cumplirse el 175 aniversario de Bernadette Soubirous, la niña a la que se la apreció la Virgen en una gruta del sur de Francia y que sería canonizada décadas más tarde por el Papa Pío XI.


LEER MAS

 

Confesiones
Todos los días media hora antes de cada misa y siempre que se solicite a los sacerdotes.
Otros actos litúrgicos

Adoración Santísimo Jueves 19:00

Rezo Santo Rosario Todos los días 19:30

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Avda. Fernández Ladreda nº 26 40002 Segovia. Teléfono 921 463801