Horario de Misas

Diario: 10:30,20:00

Domingos y festivos: 10:00,11:30,12:30, 20:00

Atención Personalizada

En la iglesia o en la Casa de Piedra.

Acordar previamente la hora con nuestros párrocos:

D. Ángel Garcia 609962023

D. Jesús Cano 609943401

HISTORIA DE LA PARROQUIA DE SAN MILLÁN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

        Queridos amigos internautas:

Nos ponemos en contacto con vosotros con el propósito de dar a conocer más el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo. Para ello, encontraréis en la página de inicio diversos enlaces que facilitan este cometido.
Los temas serán diversos dependiendo de muchos aspectos y circunstancias: sociales, culturales, religiosos… Esperamos y deseamos que sean del gusto e interés de todos.

En la hoja "Juntos" podrás seguir todas las noticias mensuales y el programa de la parroquia de San Millán.

pinchar aquí

 

EN LOS BRAZOS DEL PADRE

¿Por qué nos cuesta tanto confiar totalmente en nuestro Padre Dios? Escomo si no acabáramos de creer que de verdad es nuestro Padre, que de verdad es omnipotente, que nosotros somos de verdad sus hijos y que nos quiere con locura. Estamos tensos porque nos preocupan muchas cosas: el pasado y el futuro, los problemas que tenemos que resolver, los planes que hemos comenzado y que no conseguimos terminar, la salud, la seguridad, el dinero. Estamos inquietos porque, en la práctica, no confiamos en la sabiduría, en el poder y en el Amor de nuestro Padre.
Sólo nos pide entrega a su Voluntad, abandono en sus manos, renuncia a nuestros deseos de controlarlo todo. Solo nos pide que confiemos en Él: “Confiadle todas vuestras preocupaciones, pues  Él cuida de nosotros (IP S, 7); Encomienda al Señor tu camino,  confía en Él, que Él actuará (Sal 37. 5); Deja en el Señor tu cuidado y Él te sustentará, que no abandona para siempre al justo en la zozobra (Sal 54, 23)”. Si Dios está con nosotros, dentro de nosotros, ¿qué nos puede preocupar? ¿A quién tendremos miedo? Qué o quién nos podrá hacer daño? Dios sólo sabe contar hasta uno, dijo un hombre bueno. Para Dios no hay masas. Aunque tenga muchos hijos, puede estar pendiente de cada uno como si fuera el único. Pero, ¿tratamos a Dios como se trata al Amigo que más nos quiere? ¿Vamos a Él para encontrar la comprensión y el consuelo que necesitamos? ¿Le pedimos perdón con la confianza de quien sabe que va a recibir un cariñoso abrazo de su Padre? Los problemas que me agobian - dicen algunos-, y no puedo remediarlo. Recuerdo unas palabras del santo Cura de Ars: “Todos los problemas que nos agobian en esta vida es porque no rezamos o rezamos mal”. Cuando hablamos de los  problemas con Dios, dejan de agobiarnos, porque dejan de ser sólo nuestros. Podemos disfrutar de la presencia de nuestro Padre en todo momento, pero conviene que de vez en cuando dejemos a un lado todo lo demás para estar a solas con Él y contarle lo que nos pasa,  lo que ocupa nuestra cabeza,  y dejarlo en sus manos. Hablar con Dios consiste en dejar el trabajo para ir a descansar con el dueño de la viña,  nuestro Padre, que nos está mirando con una sonrisa, y nos dice: Deja eso y ven a estar conmigo. Lo que a Dios no le gusta: que vivamos preocupados por el del día de mañana, cuando resulta que el mañana no está en nuestras manos, sino en las suyas.
Nos pide que abandonemos el futuro a su cuidado, y que nos ocupemos de nuestros deberes de hoy, que vivamos el hoy como si fuese el único día del que disponemos para agradarle. El que abandona los problemas en su Padre, tiene la cabeza libre para pensar en cómo hacer felices a los demás, y comprueba con sorpresa que el Señor se encarga de resolver las cosas mejor de lo que había pensado. El que se abandona totalmente en las manos de Dios no se abandona, porque es Dios quien se hace cargo de él. Abandonarse en los brazos de Dios es lo más sabio,  porque es abandonarse a una sabiduría y a un poder infinitamente mayores que los nuestros. No abandonarse a la Voluntad de Dios, en cambio, equivale a preferir nuestro pequeño poder y nuestra limitada sabiduría para gobernar nuestra vida: una mala elección. ¿Queremos dejar de estar preocupados? ¿Queremos estar tranquilos? Hagamos un acto de total abandono. Tomemos todo lo que tenemos y dejémoslo en las manos de Dios.

Casablanca Comunicación

 

LAS 12 INTENCIONES POR LAS QUE EL PAPA FRANCISCO PIDE REZAR CADA MES DE 2017


Enero: Los cristianos al servicio de los desafíos de la humanidad  
Por todos los cristianos, para que, fieles a las enseñanzas del Señor, aporten con la oración y la caridad fraterna, a restablecer la plena comunión eclesial, colaborando para responder a los desafíos actuales de la humanidad.
Febrero: Acoger a los necesitados
Por aquellos que están agobiados, especialmente los pobres, los refugiados y los marginados, para que encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades.
Marzo: Ayudar a los cristianos perseguidos
Por los cristianos perseguidos, para que experimenten el apoyo de toda la Iglesia, por medio de la oración y de la ayuda material.
Abril: Jóvenes
Por los jóvenes, para que sepan responder con generosidad a su propia vocación; considerando seriamente también la posibilidad de consagrarse al Señor en el sacerdocio o en la vida consagrada.
Mayo: Cristianos de África, testigos de la paz
Por los cristianos de África, para que den un testimonio profético de reconciliación, de justicia y paz, imitando a Jesús Misericordioso.
Junio: Universal: Eliminar el comercio de las armas
Por los responsables de las naciones, para que se comprometan con decisión a poner fin al comercio de las armas, que causa tantas víctimas inocentes.
Julio: Los alejados de la fe cristiana
Por nuestros hermanos que se han alejado de la fe, para que, a través de nuestra oración y el testimonio evangélico, puedan redescubrir la cercanía del Señor misericordioso y la belleza de la vida cristiana.
Agosto: Por los artistas
Por los artistas de nuestro tiempo, para que, a través de las obras de su creatividad, nos ayuden a todos a descubrir la belleza de la creación.
Septiembre: Parroquias al servicio de la misión
Por nuestras parroquias, para que, animadas por un espíritu misionero, sean lugares de transmisión de la fe y testimonio de la caridad.
Octubre: Derechos de los trabajadores y desempleados
Por el mundo del trabajo, para que a todos les sean asegurados el respeto y la protección de sus derechos y se dé a los desempleados la oportunidad de contribuir a la construcción del bien común.
Noviembre: Testimoniar el Evangelio en Asia
Por los cristianos de Asia, para que, dando testimonio del Evangelio con sus palabras y obras, favorezcan el diálogo, la paz y la comprensión mutua, especialmente con aquellos que pertenecen a otras religiones.
Diciembre: Por los ancianos
Por los ancianos, para que sostenidos por las familias y las comunidades cristianas, colaboren con su sabiduría y experiencia en la transmisión de la fe y la educación de las nuevas generaciones.

ZENIT

 

CONSEJOS SENCILLOS Y DIRECTOS PARA AYUDAR A LAS FAMILIAS EN EL DÍA A DÍA A TENER UNA CONVIVENCIA EN PAZ


 

1. Ten fe y vive la Palabra de Dios, amando a tu familia como a ti mismo.
2. Ámate y confía en ti mismo, en tu familia y ayuda a crear un ambiente de amor y paz a tu alrededor.
3. Reserva momentos para jugar y divertirte con tu familia, pues el niño aprende jugando, y la diversión aproxima a las peersonas.
4. Educa a tu hijo en la conversación, en el cariño y el apoyo. Ten cuidado: quien pega para enseñar está enseñando a pegar.
5. Participa con tu familia de la vida de comunidad, evitando las malas compañías y las diversiones que incentivan la violencia.
6. Procura resolver los problemas con calma y aprende con las situaciones difíciles, buscando en todo el lado positivo.
7. Comparte tus sentimientos con sinceridad, diciendo lo que piensas y escuchando los que los demás quieren decir.
8. Respeta a las personas que piensan diferente de ti, pues las diferencias son una verdadera riqueza para cada uno y para el grupo.
9. Da buen ejemplo, pues la mejor palabra es nuestra forma de ser.
10. Pide disculpas cuando ofendas a alguien y perdona de corazón cuando te sientas ofendido, pues el perdón es el mayor gesto de amor que podemos demostrar.

ZENIT

 

LA VOZ DE NUESTRO OBISPO

La expresión «piedad popular» ya es clásica y define las formas de religiosidad que han brotado de la encarnación de la fe cristiana en una cultura popular, e incluyen una relación personal con Dios, Jesucristo, María, un santo (Francisco, Evangelii Gaudium, 90). Bien orientadas y vividas fomentan el encuentro con Dios, el crecimiento en la fe, la práctica de los sacramentos y el ejercicio de la caridad. Por ello, no pueden reducirse a meras fiestas populares que tienen el peligro de perder el fundamento que las hizo nacer, y que no es otro que la fe cristiana que celebra sus misterios.
El Papa Benedicto XVI en un discurso a la Comisión Pontificia para América Latina, insistía en la necesidad de que la fe sea la fuente principal de la piedad popular para que ésta no se reduzca a una simple expresión cultural de una determinada región. Más aún, tiene que estar en estrecha relación con la sagrada Liturgia, la cual no puede ser sustituida por ninguna otra expresión religiosa. Llama la atención, por ejemplo, que muchos cristianos, en las fiestas populares religiosas, asistan a las procesiones y no participen en la Eucaristía, que es el centro de la vida cristiana. O den más valor al patrón o patrona de su pueblo que al mismo Cristo, Hijo de Dios, presente en la Eucaristía y Redentor del hombre, María, la Madre de Dios y de la Iglesia, tiene un lugar único y excepcional en la fe cristiana, pero no puede nunca sustituir a Cristo. Ella misma lo dijo en las bodas de Caná al señalar a Cristo: “Haced lo que él os diga “.
Para que la piedad popular no se deteriore y se convierta en una práctica religiosa meramente externa y desvinculada de la fe, es preciso, como señalaba el Papa Benedicto, dar primacía a la Palabra de Dios para que sea el alimento permanente de la vida cristiana y el eje de toda acción pastoral. Este encuentro con la divina Palabra debe llevar a un profundo cambio de vida, a una identificación radical con el Señor y su Evangelio, a tomar ple na conciencia de que es necesario estar sólidamente cimentado en Cristo. En este sentido, es providencial que en nuestro tiempo se haya desarrollado la práctica de la “lectio divina”, es decir, la lectura atenta y meditada de la Palabra de Dios, que es la regla de conducta del cristiano. Por eso sería conveniente que, para celebrar las fiestas patronales, no sólo nos preocupáramos de las cosas externas, sino de preparar el corazón, abriéndonos a la conversión, mediante la escucha de la Palabra y la recepción del sacramento del perdón, como han hecho los santos, Todo ello nos conducirá a la práctica de la caridad con los más pobres y necesitados de la comunidad, mostrando que la fe es activa y fecunda. La piedad popular - decía Benedicto XVI en el discurso citado - es un gran patrimonio de la Iglesia. La fe se ha hecho carne y sangre. Ciertamente, la piedad popular tiene siempre que purificarse y apuntar al centro, pero merece todo nuestro aprecio, y hace que nosotros mismos nos integremos plenamente en el "Pueblo de Dios". Cuando realmente apreciamos nuestro patrimonio, la herencia recibida de la Iglesia, ponemos todo nuestro esfuerzo para conservarlo y purificarlo de adherencias que lo deterioren. De esto se trata, precisamente, al celebrar nuestras fiestas: mostrar la belleza de nuestra fe, comunicarla a las jóvenes generaciones, y apuntar siempre al centro de todos los misterios, que es Cristo muerto y resucitado por nosotros , que se hace presente en la celebración de la Eucaristía.

 + César Franco. Obispo de Segovia

 

LA VERDADERA MISIÓN DEL EVANGELIZADOR ES ATRAER A CRISTO Y NO HACER PROSELITISMO

"A imitación de Jesús, pastor bueno y misericordioso, hagamos de nuestra vida un testimonio alegre que ilumina el camino y lleva esperanza y amor", fue el concepto expresado por el Papa Francisco en el día de la fiesta del Bautismo de Jesús.
El Pontífice, citando el Evangelio de Mateo que presenta la escena del Bautismo de Cristo en el río Jordán de manos de Juan el Bautista, explicó que Jesús vino a colmar la distancia que existe entre el hombre y Dios.
"Por esto – dijo - Jesús pide a Juan que lo bautice, para que se realice el designio del Padre, que pasa a través del camino de la obediencia y de la solidaridad con el hombre frágil y pecador, el camino de la humildad y de la plena cercanía de Dios a sus hijos”.
Evangelizar sin arrogancia o imposición
Dirigiéndose a los peregrinos llegados a la plaza de San Pedro no obstante la gélida jornada, el Obispo de Roma explicó que con el bautismo, Jesús inicia su misión caracterizada por el estilo del siervo humilde y dócil e indicó que éste debe ser “el estilo misionero de los discípulos de Cristo, el anuncio del Evangelio con mansedumbre y firmeza, sin arrogancia o imposición”.
No al proselitismo y sí a la atracción a Cristo

“La verdadera misión – aseguró Francisco – no es jamás proselitismo sino atracción a Cristo, a partir de la fuerte unión con Él en la oración, en la adoración y en la caridad concreta, que es servicio a Jesús presente en el más pequeño de los hermanos”.

ZENIT

 

VIDA CONSAGRADA

 

La vida consagrada, en todas sus manifestaciones, es un don de Dios y una riqueza para la vida de la Iglesia y del mundo. Son testigos de la esperanza y de la alegría en tantos ambientes como desarrollan su tarea evangelizadora. La alegría y la esperanza caminan de la mano. La esperanza de la alegría autenticidad cristiana, pues hace de la alegría presente una pascua continua. Por su parte, la alegría da a la esperanza su verdad, pues permite saborear anticipadamente aquello hacia lo que se tiende.
Gracias a todos los consagrados, porque con la práctica de los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia y con vuestro servicio y entrega generosa en el día a día en vuestras instituciones,  parroquias y en tantos lugares, como os hacéis presentes, sois manifestación del amor de Dios y signo esplendido del Reino celestial.

 

CAMPAÑA MANOS UNIDAS 2017

La campaña de Manos Unidas para 2017 incorpora aspectos centrales del problema del hambre y busca promover un compromiso con un modelo global de producción y consumo sostenibles: compromiso con una concepción de los alimentos como comida para las personas y no como negocio; compromiso con la agricultura sostenible y compromiso con el aprovechamiento integral de la producción evitando la pérdida y el desperdicio de alimentos.
Un tercio de nuestros alimentos acaba en la basura, mientras 800 millones de personas siguen pasando hambre en el mundo. De ahí el lema elegido para 2017: “El mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida. Con nuestra generosidad podemos superar fronteras y llegar a los más necesitados, que es la finalidad de Manos Unidas.

 

SOLIDARIDAD Y MEDIOS

ONG segoviana de Solidaridad Integral, fundamentada en el respeto a las personas a su dignidad y alos Derechos Humanos a través de los Medios de Comunicación Social. Visita su WEB: www.solidaridadymedios.org

 

 

PON "DE MODA" EL CRUCIFIJO


      
¡LLEVEMOS UNA CRUZ A TODAS PARTES!. 

¡SEAMOS VALIENTES!

                             

Historia de la Parroquia. Conócela pinchando en el link de las fotos inferiores de esta página de incio.

Nuestra página web es visitada por más de 18.000 personas al año.

LEER MAS

 

EL PAPA FRANCISCO YA TIENE 32 MILLONES DE SEGUIDORES EN TWITTER

La cuenta de Twitter del Papa Francisco ha iniciado año 2017 con 32 millones de seguidores. A través de este sistema  el Santo Padre envía mensajes cortos como el que escribió este primero de enero de 2017: "Encomendemos el nuevo año a María Santísima, Madre de Dios, para que crezcan la paz y la misericordia"; o el último del año pasado: “Al final del año, recordamos los días, las semanas, los meses que hemos vivido, para agradecer y ofrecer todo al Señor”.

 

LEER MAS

Confesiones
Todos los días media hora antes de cada misa y siempre que se solicite a los sacerdotes.
Otros actos litúrgicos

Adoración Santísimo Jueves 19:00

Rezo Santo Rosario Todos los días 19:30

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Avda. Fernández Ladreda nº 26 40002 Segovia. Teléfono 921 463801